More

    Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos

    Segunda entrega en la cuarta fase del llamado Universo Marvel, “Shang-Chi” es un producto masivo de rápido consumo, acabado con profesionalismo; pero apegado a una fórmula de acción y fantasía que se va estandarizando, cada vez más. La trama es independiente y a la vez llena de guiños y referencias a los títulos que la precedieron -como “Doctor Strange”- y a los que vendrán. 

    No se saca mayor provecho de Shang-Chi, maestro del kung-fu, figura creada en 1972 y que ofrece una curiosa variación, con respecto a la tradición de Marvel: un experto de artes marciales, inspirado en el ícono Bruce Lee, sin superpoderes pero dotado de gran destreza física y espiritualidad. 

    Al saltar del cómic al cine, el artista marcial se convierte en un superhéroe del montón. Su debut, sirve para presentar sus orígenes; y el conflicto con su padre Xu Wenwu, hombre codicioso quien vivió y prosperó durante siglos, gracias a diez anillos mágicos. Acompañado por una amiga chistosa, Shang-Chi se reúne con su hermana: todos enfrentan al ejército de Wenwu, antes de que lleve a cabo un plan nefasto. 

    Un enorme vacío narrativo, yace en el corazón de esta película sin alma y deshilachada, que plantea dilemas dignos de una tragedia griega; y nunca los amarra en un relato coherente y emotivo. Hay toques de comedia, intermitente y casi siempre inoportuna. Los momentos introspectivos carecen de peso y quedan dispersos entre las peleas cuerpo a cuerpo que son el mayor atractivo de la función. Éstas fueron coreografiadas y ejecutadas con esmero, pero en pantalla lucen confusas, debido a un uso inútilmente hiperactivo de la cámara y un montaje caótico

    Las pifias visuales empeoran en el gran final mega espectacular, que incluye una lucha de monstruos en animación digital a lo Godzilla, tan acelerada y estruendosa que a veces no se entiende qué está pasando… lo cual afecta la diversión. Un gran desperdicio, que se refleja incluso en el ámbito actoral. 

    El veterano Tony Leung, está utilizado al mínimo de sus posibilidades, en el rol de un villano bipolar que pudo y debió ser inolvidable, mas resulta ambiguo, desdibujado. Hasta el gran Ben Kingsley se suma al elenco, sólo para contar un par de chistes. Sin pena ni gloria el desempeño de Samu Liu como Shang-Chi. Calificación: 5.

    Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos

    “Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings” (EE.UU. 2021) de Destin Daniel Cretton. Con Samu Liu, Awkwafina, Tony Leung, Ben Kingsley.

    Anuncio

    hang-Chi y la leyenda de los diez anillos
    hang-Chi y la leyenda de los diez anillos

    ¡No te pierdas estos consejos de Mario Giacomelli!

    ¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Captcha verification failed!
    La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

    ¡No te pierdas estos consejos de Mario Giacomelli!

    ¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    spot_img
    Prueba calificación Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos